jueves, 31 de diciembre de 2009

Battlestar Galactica, Así acabamos todos…



¡PELIGRO DE SPOILERS! LEE BAJO TU RESPONSABILIDAD.
Estoy intentando llevar el blog lo mas actualizado posible tras un tiempo de abandono generalizado, estoy realizando literalmente maratones de series para ponerme al día, asistir al cine todo las veces que me es posible para transmitiros mis sensaciones más subjetivas, e incluso objetivas de los filmes, series e incluso libros que pasan por mis retinas.


Hace cosa de unos meses aconteció el final de una de las series, posiblemente la mejor serie de ciencia ficción de esta época (con permiso de Stargate SG-1). Galáctica llegó a su fin de la manera más adecuada e impropia a la vez para una serie de esta índole. He de admitir que es una serie que echaré muchísimo de menos, ya que profundiza tanto en el dilema moral de los sentimientos encontrados en la especie Cylon, evolucionada hasta llegar a la forma humana e incluso a sobrepasarla en tecnología y jerarquía. Ciertas escenas recuerdan, en sus diálogos, a Blade Runner.
En mi opinión no dejaron muchos cabos sueltos, consiguiendo cerrar el mayor numero posibles de círculos, con unos personajes ya de por si bastante profundizados a lo largo de las cuatro temporadas vistas.



Si hubiera que elegir los momentos más brillantes de la serie, quizás me quedaría con dos.
1. El salto de la Galáctica en medio de Nueva Caprica durante el Éxodo.
2. La lucha final por recuperar a Hera en la Series Finale.


Muchos elementos se podrían destacar durante el desarrollo de las temporadas, uno de ellos que me gustaría resaltar es la interpretación del controvertido Doctor Gaius Baltar. Pero si me he de quedar con una interpretación de peso, esa seria la del señor Edward James Olmos, los demás actores, con su simple presencia se rendían al poderío e intensidad de su voz.
Los que seguimos la serie en Versión Original nos quedaremos para siempre en nuestro vocabulario ingles con la palabra FRAKKIN, dicha palabra casi incluida en todas las frases de los diálogos de la serie, ha contribuido a ser un detalle más en el amplio catalogo de curiosidades de esta grandiosa serie, de las cuales enumeraré un repertorio de los que viene ahora a mi cabeza:
1. El sonido de las puertas al abrirse y cerrarse.
2. No hay ninguna forma rectangular, ya sean fotos, libros, marcos, mesas, todas tiene forma hexagonal irregular. (Es una protesta de los guionistas por los recortes del presupuesto).
3. El sonido del radar DRADIS, y cuando saltaba la alarma con un contacto Cylon.
4. El ruido de los cazas Cylon, muy a lo coche fantástico.
5. La bebida alcohólica por excelencia, La Ambrosia.
6. Gran referencia a una canción de Jimy Hendrix.
Consta de un epílogo final bastante sorprendente, ciento cincuenta mil años después del final de la serie. Simplemente me pareció muy acertado que al final descubrieran la tierra, y llegarán a su época prehistórica, flamante final.
Conclusión, al ser una serie con escasas cuatro temporadas, podría decir que prefiero saber que algo va a terminar, que vivir con la impaciencia de la eterna beligerancia.
¡ASI DECIMOS TODOS!

1 comentario:

Dids dijo...

¿qué te puedo decir?
SO SAY WE ALL COMPAÑERO