sábado, 19 de septiembre de 2009

District 9


Hoy esgrimo unas de mis críticas mas positivas, más poco objetivas de las que veréis en este humilde blog, ya que por hacia años que no acaba una película y justo en el momento de los créditos, mi voz perfilaba un “impresionante” de tal calibre que en la propia sala toda la fila se me quedó mirando.
Hay pocas ocasiones ya que puedo decir que el séptimo arte me sorprenda, pero cuando lo hace (mi última sorpresa fue UP) salgo como un niño de 10 años del cine. Y me recuerdan al dia que vi en el cine en un anfiteatro del cine Rivoli de mi ciudad PARQUE JURASICO, y toda la sala aplaudió estruendosamente. Pues sentí exactamente eso. No pude apartar la mirada de la pantalla de cine. Y no por unos efectos 3D que tan de moda están ahora sino por la perfecta narrativa.
Una película tiene que hacerte sentir empatía, simpatía y odio a los personajes, solo cuando sientes estos tres elementos una película es realmente redonda. Y cuando lo hace con un solo protagonista estamos hablando de algo más que una película.
Aun no he empezado a hablar de la película y ya me he emborrachado hablando de mis sensaciones. Así que me pondré mas que manos a la obra ya.
Adaptación del corto “Alive Jogurb” del mismo director, cual quiere sacar a la luz Peter Jackson (¿necesita presentación este hombre?) Neill Blomkamp, experto en efectos especiales, y recién descubierto como gran escritor cinematográfico pues acabar de rubricar su opera prima dejando unas sensaciones y un listón muy alto de los cuales muchos caen y espero sinceramente que no se caiga y empiece una carrera única y veraz del entretenimiento de culto ya sea dentro o fuera de la ciencia ficción ya que este creador puede jugar con la acción y la critica social de tal manera que un malabarista parece un niño manejando con tanto arte dicha combinación.
No solo de director vive una película de poco presupuesto (30 millones de dólares) y unos efectos visuales que ya los quisiera Michael Bay para el mismo (como ha perdido este hombre desde “La Isla”). Ya que los actores, desconocidos todos, hacen un elenco tan sublime que el propio protagonista firma un papel único y redondo, mostrándonos una gran leccion de humanidas y anti-humanidad tan poderosa que hace que nos olvidemos que el tiempo pase y queramos ver que consecuencia tiene la acción que esta llevando a cabo en ese fotograma. El actor es Sharlto Copley interpretando a Wikus Van der Merwe un cobarde integral en todo momento que luego resulta ser mas humano que la propia raza humana.
La historia central es conocida por todos, una raza alienígena relegada a un campo de concentración donde intentan sobrevivir a la mediocridad humana. Una especie en decadencia y que se mostrará mas cruel que el visitante.
Lo que nos pretende ofrecer esta película son puntos de vista en su principio y final. Una critica social y una parte final tan portentosa que de mi boca solo salen palabras como, Predator, Aliens, Terminator 2… Asi que no puedo decir que las reminiscencias sean de un claro ganador por lo que eso nos crea un estilo propio.
Conclusión: Una película con un estilo propio que o gusta mucho o se puede llegar a odiar. POR FIN EL CINE SORPRENDE DE NUEVO.

1 comentario:

M1k1 L30nh4rt dijo...

aun no la he visto, no me digas que es buena que me creas falsas espectativas.
Es broma, hoy he visto malditos bastardos la proxima semana quizas la vea. Como siempre gracias por la critica ;)