martes, 8 de diciembre de 2009

Celda 211, El motín del cine español ha empezado




Se empezaba a especular muchas cosas sobre el cine español, y una de ellas era su dificil despegue en este año, lleno de crisis y grandes hoyos donde todos hemos caido, pero parece ser que muchas industrias estan despegando una tras otra con la formula obvia llegar al espectador inteligentemente, y sabiendo que necesitan a todo el publico reunido bajo una misma sala y no exceptuar, y para ello este año Amenabar, Daniel Monzón, Jaume Balagueró han hecho posible con su cine(comercial) convencer y reunir un final de año mas que excelente, aunque Ágora no fuera del todo el cine profundo que acostumbramos a ver, Daniel Monzón nos lleva hasta el penitenciario mas cruel donde los presos mas sanguinarios nos mostrarán una pizca de humildad aunque tambien toda su crueldad, exigiendo unos derechos que ellos arrebataron en su dia, pero que desde el poder no se pueden negar, en todo esto cae un funcionario de prisiones sin querer se vera obligado a convivir en el motin con el cabecilla de todo este revuelo, MALAMADRE.

Un elenco de actores que dejan lucir su presencia mas que justificada, Luis Tosar reclama un puesto para ser un firme candidato a los Goya de este año con una actuación proverbial y omnipresente como un asesino que no tiene nada que perder, un gallego con una torrente de voz que realmente, valgame la salida de tono, acojona. Pero el resto de actores no se quedan atras. Sorprende el papel de Carlos Bardem, el hermanisimo, como un simple colombiano soplón, y Alberto Ammann que lo da todo y a la vez lo pierde por llegar al final del camino con su actuación. Al unico que quizas se le puede sacar de contexto es a Antonio Resines que como papel de malo no encaja y sobretodo no podemos verle fuera de LOS SERRANO, pero solventando la papeleta correctamente.



A Daniel Monzón se le puede agredecer una dirección de actores mas que correcta y un ritmo cinematografico excelente, sorprendiendo ya anteriormente con la maltratada, en mi opinión, LA CAJA KOVAC. Se le podría haber escapado de las manos la pelicula en cualquier momento pero la lleva a una culminación mas que ordenada y en ningun momento baja el ritmo subiendonos a una altura que el cine español llevaba perdida hace tiempo.

En conclusión, una cinta mas que correcta y un ritmo que nos eleva a un nivel mas que adecuado mas que envidiable por la orilla oeste del planeta. Espero que no suframos el mal de altura.


"Se hace lo que se puede...." CALZONES.

1 comentario:

Cashondo dijo...

El miércoles fui a verla por fin. ¡¡Qué peliculón!! :D
Las películas de cárceles me encantan, y esta no iba a ser menos. Además iba un poco con miedo por eso de ser española y por el bombo tan grande que se le daba en Telecinco como "la película revelación del año", así que me sorprendió para bien.
Me gustó mucho también como tratan el tema de ETA y cómo no, el típico carcelero corrupto, aunque me pasa como a ti con el Resines, que no lo veo fuera de la dichosa serie :P

Un saludo y sigue criticando ;)

PD: Por cierto, si no la has visto todavía y te gusta el tema este de las cárceles, intenta verte cuando puedas El Experimento, es antigua (2001), pero yo la vi hace poco y me gustó mucho, ya me cuentas.