lunes, 14 de diciembre de 2009

ICE AGE 3: EL ORIGEN SIEMPRE ES DIVERTIDO.




Sí, yo también tengo mi parte infantil, puesto a que yo nunca me he cerrado a cualquier termino cinematográfico si en sus poros se intuye la palabra arte. Con Ice Age nos encontramos con una excepción digna en el cine de animación, sin rallar a la altura de Pixar (es imposible alcanzar el concepto de la animación de Pixar), si puede hacerle frente a la “todopoderosa” Dreamworks responsable de bodrios tales como Shrek 2 y 3, Monstruos contra alienígenas, y la correcta y divertida Madagascar. Para empezar la FOX tiene unas cifras de taquilla importantes con sus tres entregas de la edad de hielo, lo cual siempre entra por los ojos y acaba por el bolsillo.


Con un principio que no acaba de despegar con una sin razón de golpes cómicos que no entran en los ojos adultos y conquistan a los niños llegamos al punto en que la película se descubre a si misma en un mundo nuevo lleno de nuevos retos y personajes llenos de vida y locura justo lo que necesita una película para revitalizarse tras una segunda parte pobre.


El personaje que revitaliza esta película entretenida y mediocre a la vez es Buck una zarigüeya divertida y totalmente chiflada basada en personajes como Jack Sparrow y un fondo de Leslie Nielsen envidiable parodiando las más completas aventuras convirtiendo la historia en suya propia, por el resto el guión argumental consta de motivos típicos y muy probables de bostezo pero maquillados para resultar entretenido.




En conclusión la animación no decae pero se mantiene en un nivel que no llegará a ser considerado un arte mas dentro de este género tan amplio que es la animación.

No hay comentarios: