lunes, 18 de enero de 2010

Teniente Corrupto: Cruzando la linea de lo honrado.




Una película que no es fácil de ver, y que mucha gente no tiene la fuerza para ver la corruptibilidad humana, y nada comparable a Training Day donde el ritmo es lo brillante en esa película. Teniente Corrupto es para Nicholas Cage, lo que El Luchador supuso para Mickey Rourke.

Admito que no conozco nada sobre la obra de Werner Herzog, pero he de admitir que me ha sorprendido en muchos aspectos, buenos y malos. Uno de los aspectos mas destacables y la forma de explotar el talento interpretativo de unos actores a priori poco congraciados, sacando la mejor versión de Cage desde Livin’ Las Vegas, que bien le valió el Oscar, lo cual no quiere decir que esta lo merezca pero su actuación es más que sublime. A continuación Eva Mendes luce cuerpo e interpretación adecuada a su personaje decadente que intenta resolver su vida. Me sorprendió ver a Val Kilmer el cual queda relegado a un segundón que puede ser ignorado del todo.
Nos encontramos con una historia dura, de un policía de Nueva Orleans, que cuanto mayor es su ascenso en el cuerpo mayor es su corrupción llegando a limites solo superados por su obsesión por la droga, deprimente y opresiva es la atmosfera que nos invade, pero por eso mismo esta película es digna de ver, porque aunque nos guste evadirnos, nunca esta demás ver como la vida real esta tan presente que no tenemos que olvidarnos de ella al salir.

No hay comentarios: