lunes, 28 de junio de 2010

Muscle March, Gimnasio chichinabesco.



Muchos consumidores de ocio electrónico considerarán este juego una solemne estupidez que caerá en un saco junto con otros cientos de juegos que solo se pueden calificar de serie Z en el mundo de los videojuegos. Pero un servidor, consumidor empedernido de verdaderas joyas tales como “Gears of War”, “God of War”, “Killzone”, etc. A veces me gusta rendirme a la originalidad dentro de lo propiamente bizarro, sin buscar estéticas y grandezas, solo la diversión.
El juego en cuestión es una vuelta de tuerca japonesa, que bien podría venir de un gran salón de recreativas del país nipón, Muscle March. Una divertida propuesta de la alocada Namco, para que simplemente nos echemos unas risas haciendo gestos de culturista de gimnasio. La premisa es sencilla, estamos en nuestro gimnasio tan tranquilos dando forma a nuestros musculitos cuando un hortera disfrazado decide robarnos las pastillacas proteínicas que dan forma a nuestros cuerpos, y eso no lo permitiremos enzarzándonos en una persecución sin igual, (espero yo que no la haya nunca) por toda la ciudad atravesando las paredes, pero para atravesarlas hay que hacer una flamante pose de culturista.

No hay comentarios: