viernes, 9 de julio de 2010

Claqueta Crítica. Shrek: Insulsos para siempre.



Allá por el año 2001, se nos presentaba una cinta de animación de la nueva competidora de Pixar (si es que alguien puede hacerle sombra realmente), DreamWorks, donde nos relataban la divertida historia de un Ogro expropiado de su propia ciénaga y para recuperarla tenía que salvar a una princesa maldita en la más alta torre de la más alta cumbre, rodeada de peligros y aventuras, y como único compañero de viaje un Asno parlanchín y bonachón. Esta aventura con los elementos básicos pero certeros para una película de animación y entretenimiento causó sensación entre crítica y público, con una gran acogida.
Más tarde llegaron los errores, quemaron la franquicia con dos secuelas más, que más que divertir, aburrían soberanamente explotando los elementos que funcionaron en la primera.
Ahora llega la cuarta parte de esta saga (por llamarlo de alguna manera), para dar muchos mas dinero a unos productores que, sin animo de ofender, quieren estropearnos la vista y tratarnos como monos consumidores de 3D. Yo personalmente no la “disfrute” en 3D. Sin aportar lógica en un guión lleno de simplismo y carente de diversión, unos cuantos destellos de diversión no me echaron de la sala, aunque se me hiciera eterna la simple hora y veinte minutos de metraje. Me gustaría resaltar que la calidad técnica y visual de la película es realmente encomiable, ya que las animaciones son puramente realistas y los escenarios muy bien conseguidos para englobarlo todo en una atmosfera de cuento. Pero esta combinación con un guión insufrible ensombrece dicha labor. Aun y así estamos ante la segunda mejor película de la saga después de la primera, ya que las otras dos pueden caer totalmente en el olvido y no pasaría absolutamente nada.

No hay comentarios: