domingo, 4 de septiembre de 2011

La red social: una muestra de inventiva y poca inspiración.


Con este título tan ambiguo se presenta una película a priori atractiva pero a posteriori algo decepcionante. Marck es un chico excéntrico, pero a la vez sobresaliente, que estudia en Harvard, y una noche de borrachera decide crear una página web que corre como la pólvora por el campus de la universidad.
Basada en el libro “Multimillonarios por accidente”, esta película relata como un joven brillante crea la mayor red social del mundo con una idea, cuestionada por muchos, perfecta, empezando con un ritmo potente, los actores bien caracterizados acaban siendo esclavos de un guión que inicia pero no concluye.
Está claro que algunas actuaciones son bastante prescindibles, y sí, hablo del negado para la actuación Justin Timberlake, que durante el metraje deseas que un puto alien le atraviese el esternón apropiadamente. Después de esta enajenación mental, continuo añadiendo que el protagonista, al que ya vimos en Zombieland apuntar maneras, Jesse Eisenberg solventa muy adecuadamente su papel con una merecida nominación a los Oscar del año pasado e incluso su director muestra gran eficacia con la cámara relatando una buena historia pero peor guionizada, no llega ni mucho menos al nivel de El Club de la ducha lucha, donde demostraba su capacidad para navegar con buen rumbo sobre la psique humana, pero si consigue impregnar la cinta de su propio estilo, que tan bien nos mostró en el “Curioso caso de Benjamin Button”.
Conclusión: es una película totalmente disfrutable que muestra a la sociedad, pijota cursi,  americana tal y como es, queriendo morder a la gallina de los huevos de oro para beneficiarse del mérito de otro.
FREAKMETER: 4.5/10

No hay comentarios: