martes, 1 de noviembre de 2011

Insidious: La promesa de un terror vacío.


Allá por el año 2004 el joven director James Wan sorprendió a propios y extraños con un taquillazo con su película de terror SAW, mediocre pero aceptable, ahora vuelve a sorprendernos en el mismo género que le vio nacer y que particularmente proclama su sentencia de muerte…
Insidious nos cuenta la historia de una familia, la cual es atormentada en principio por unas presencias desconocidas, posteriormente arrastrada a todos sus miembros a un mundo poco explorado. Se puede observar que goza de un presupuesto mínimo, como Distrito 9, pero no llega a un nivel aceptable.
Su director juega con el caos de la cámara en el hombro (lo cual solo saben hacer algunos elegidos en el mundo del cine) y no se le da bien, no se muestra hábil y nos hace perder la noción de lo que está pasando haciéndonos creer que es una película porno pero cambiando mujeres siliconadas y metros de pene por espíritus, sin pies ni cabeza. He de admitir que en un principio crees que te embargará el suspense, pero se comete el error de que lo antes nos intrigaba ahora nos ahoga y nos saciamos demasiado pronto.

Me senté a ver esta película con la promesa de un filme de terror renovado y fresco, y me encontré que he visto mejor terror en las películas de Pajares y Esteso, siento mucho decir que es uno de los mojones más infumables que he podido ver después del típico asesino persiguiendo adolescentes…

1 comentario:

Maria dijo...

Pues nada, tachada de la lista!
Hablando de terror, te recomiendo encarecidamente la serie "American Horror Story". Lleva 4 o 5 capitulos en antena y no sé en que va a acabar convirtiéndose, pero de momento la intriga y el desasosiego que te deja cada episodio es buena señal.