lunes, 18 de junio de 2012

Crítica: In time, Concepto de distopía excelente, guion desastroso.



Ayer me senté en el salón de mi casa dispuesto a ver esta película con las ganas de siempre. El cine siempre es bien recibido por mis ojos.
In Time nos cuenta la historia de un futuro cercano, donde los humanos hemos sido modificados genéticamente para no envejecer a la edad de 25 años, con la única pega que a esa edad nos quedará un año de vida, con un reloj hipergiguayelectrobiológico implantado que nos mostrará la cuenta atrás, y un sistema de transferencia de tiempo, por lo que el dinero no existe, solo el tiempo. Con esta premisa nos presentan a Will Salas (Justin Timberlake, actorazo donde los haya…) un chico de barrio marginado, que por un golpe de suerte acaba con demasiado tiempo en su haber.

He de decir que la premisa inicial es muy atractiva para todo amante de la ciencia ficción, la distopía está servida, pero no se saca provecho, la presentación de los personajes es correcta, todo comienza bien, el drama abunda y es creíble, hasta que el personaje principal pierde el norte y sus ganas de hacer el bien, a lo cutre, no funcionan. Tampoco funciona la historia de amor, cogida con demasiadas pinzas, tan ramplona que exiges sangre al final. Se podría aceptar el presupuesto tan inferior e incluso los efectos especiales son sencillos pero efectivos, se han hecho grandes obras así, Equilibrium es un ejemplo claro, pero el guion se destroza a cada segundo el solo. Me gustaría comentar que el actor a la altura es un Cillian Murphy como siempre tan correcto.
Estoy cansado de los finales felices, todo acaba bien en el cine, pero han de saber que toda victoria requiere un sacrificio.

No hay comentarios: