lunes, 18 de junio de 2012

Crítica: Men in black 3 Divertida, entretenida, olvidable…


Después de casi nueve años de la anterior (mala, empalagosa, estúpida, ilógica, menos mal que no fui al cine a verla) entrega, nos llegó a finales de Mayo, la tercera parte de los hombres de negro, no me refiero a la troika, y sinceramente creo que es un cierre de saga en toda regla.
Nuestra pareja de negro favorita, retoma su vida como ¿Agentes de aduanas o FBI Alienigena?, pero la calma se tuerce cuando Boris el Animal escapa de la cárcel lunar y acaba con la vida de K. Ahí es cuando J (Will Smith y sus carantoñas…) ha de viajar el pasado para cambiar el futuro.
La historia resulta entretenida en esta tercera parte, no resulta tan tediosa como esa segunda parte, con la incorporación de un correcto Josh Brolin. El guiño a Warhol es divertido, y muchos secundarios están a la altura para entretenernos. Es muy entretenido ver como el villano de la película, quizás falto de carisma, no se consigue derrotar. Pero le falta lo bueno que tenía la primera parte y que hace que te sientes en tu sofá a verla siempre que la reponen. La novedad murió.
Y ahora si miran aquí olvidaremos todo lo escrito anteriormente…



1 comentario:

Dulce Gomez dijo...

A mí me pareció muy buena, la he visto un par de veces en la tele y creo que Barry Sonnenfeld hizo que esta sea la mejor de las tres que han sacado, me parece que tiene buenos chistes y efectos, especialmente lo de lso 60s