jueves, 19 de julio de 2012

Especial Batman: Batman Begins, el épico comienzo del verdadero Batman.



Tras dos entregas desastrosas del hombre murciélago, Batman Forever y Batman & Robin, había que darle una vuelta de tuerca, no se podían permitir el fiasco anterior. Y también se planteaba la duda, el público podría caer en el hastío con este personaje, pero una generación entera esperaba verle y que esta vez fuera memorable.
Christopher Nolan fue el elegido para dirigirla, algunos pensaron que no sería capaz de llevar una película de tal magnitud, otros pensaron que quizás le daría una profundidad al personaje que ya le hacía falta, no querían mostrar al simple millonario con cacharros que quiere vengar a sus padres. Pues acertaron.
Batman Begins cuenta la historia del cómic de Frank Miller, un autor serio con sus historias, de los comienzos de Batman, como indaga en el mundo del crimen para poder conocerlo desde dentro y urdir así la venganza de sus padres, pero descubrirá que el mundo es mucho más cruel que eso, y su justicia es corta, tendrá que ir a un nivel superior, donde las dudas surgen.

En el reparto encontramos a Christian Bale, en el comienzo de su mejor época interpretativa, mezclando papeles menores, pero excelentes, con productos palomiteros mediocres (Terminator Salvation), le vemos encarnando a Batman/Bruce Wayne, una dicotomía muy presente en toda película de superhéroes, pero esta es posiblemente la mejor interpretada, cambiar hasta la voz es totalmente loable.
Michael Caine, comienza en esta película a ser un habitual para Christopher Nolan, borda el mejor papel de la película como Alfred, el eterno mayordomo que siempre está alerta y es la figura paternal de la que carece Bruce Wayne durante toda su vida.
Morgan Freeman, hace su correcto papel como Lucius Fox, Cilian Murphy hace de buen villano secundario muy creíble en todos los aspectos de peón al servicio de algo superior. Katie Holmes  la chica Batman, no es la peor pero su actuación fue el foco de la ira de los fans, cosa que Nolan supo corregir con posterioridad.
El villano siempre ha sido un papel complicado, y en una película de superhéroes lo es más aún, Liam Neeson tenía un papel complicado en su carrera, ya que no es algo habitual para él, pero al descubrirse a sí mismo intentando destruir Gotham se hace totalmente disfrutable, no es su mejor papel pero completa una actuación correctísima.

Gary Oldman, qué decir de un actor que lo ha interpretado todo y de una manera solvente, interpreta al único policía honrado de Gotham, quizás le sobran algunas gracietas mal puestas pero es totalmente creíble como único enlace con las fuerzas del orden para Batman.
El guion es algo en lo que destaca, los dos brazos argumentales del comienzo se unen de una manera precisa, convirtiéndolo en un reloj bien engrasado, todo tiene que contarse por lo que pasará, y es imposible obviarlo. La acción transcurre con buen ritmo, sin aburrir al espectador deseoso de más.
Aquí se puede achacar a Nolan su carencia de experiencia en las secuencias de acción, algunas lentas e imprecisas, pero es un aspecto pulido a posteriori.

En conclusión, este reinicio de Batman se convierte en la mejor película de superhéroes hasta esa fecha, porque en 2008 llegó su hermana mayor EL CABALLERO OSCURO, y pronto se estrenará la que esperemos será la madre de todas las películas de superhéroes con permiso del humor y cinismo de LOS VENGADORES.

No hay comentarios: